29 de febrero de 2020
  • Gastronomia.com España
  • Gastronomia.com México
  • Gastronomia.com Perú
  • Gastronomia.com Colombia
  • Gastronomia.com Paraguay
  • Gastronomia.com Ecuador
  • Gastronomia.com Portugal
  • Gastronomia.com USA
Síguenos en  

10 de enero de 2018
Valoración  51 (1)
Salir a tapear, el nuevo after office
FacebookTwitterGoogle PlusLinkedin
Las tapas son una tradición española que, cada vez más, se adopta en Argentina. La época estival y los días lindos hacen que los encuentros se vuelvan más recurrentes en esta época del año.

Las tapas, de distinta variedad y para todos los gustos, se están adueñando de muchas comidas y de los after office. La cerveza, los tragos o los vinos ya no se acompañan con tan solo unas papas, si no que la variedad de platos para “picar” llega a la mesa, o mejor dicho “tapear”, cómo se dice en España por el hábito que existe de salir con amigos a un bar y degustar unas ricas tapas.




Las tapas son pequeñas porciones de comida que se sirven a modo de degustación o para acompañar una bebida. Comerlas en la barra o bien probar y seguir tapeando a otro bar es lo que hace de esta salida un verdadero recorrido de bares.

La palabra tapa en español significa literalmente "la tapadera" o "cubierta" y se cree que la tradición evolucionó a partir de la práctica de cubrir las copas de vino con rebanadas pequeñas de pan o lonchas de jamón curado para mantener alejados a los insectos u otras impurezas.

En Buenos Aires, muchos restaurantes están incorporando a su menú un apartado de tapas. De hecho, Sagardi es uno de los principales restaurantes con más opciones en la Ciudad.

Juan Ignacio Fuoco, director de Sagardi Buenos Aires nos explica: “Los pintxos son rodajas de pan sobre las que descansa una ración de comida, pinchada con un palillo. La tradición invita a servirse todos los que uno quiera de la barra, dejando el palillo sobre el plato. Al final de la noche se cuentan los palillos y se cobra en consecuencia. En la barra de Sagardi hay más de 60 variedades de pintxos, que se rotan cada 3 horas para asegurar su frescura, entre fríos y calientes”.

Juan Ignacio agrega: “En Buenos Aires la gente llega a comerse hasta 30 pintxos por noche. Algunos de los preferidos del público son el pan de masa madre, tomate oliva y jamón; salmón ahumado con vinagreta de cebolleta; queso brie con hongos, cobrizo y pimiento verde; langostino con panceta y queso rebozado; tarrina de queso y verduras con dulce de tomate y nueces; y canutillo de Txistorra, además de las croquetas de bacalao y jamón.

Los pintxos pueden ser acompañados de una variedad de vinos espumantes, blancos y tintos por copa, como también sidra, aperitivos y cocteles. Sagardi cuenta con más de 100 etiquetas y vinos de elaboración propia. En la salida de tapas, el consumo de vino se ha incrementado notablemente. Cuando hay variedad en el maridaje y también cuando hay gran variedad de pintxos, la copa de vino en la zona de la barra es una de las bebidas más elegidas.

Valora esta noticia