23 de octubre de 2017
  • Gastronomia.com España
  • Gastronomia.com México
  • Gastronomia.com Perú
  • Gastronomia.com Colombia
  • Gastronomia.com Paraguay
  • Gastronomia.com Ecuador
Síguenos en  
Suscríbete a nuestra Newsletter

7 de marzo de 2017
Valoración  52 (2)
Trilogía de las empanadas ecuatorianas: Empanada de Viento
Las empanadas de viento son parte de la "Trilogía de las empanadas ecuatorianas", se las conoce de esa manera porque se soplan o inflan al freírlas, como si estuvieran llenas de viento. La receta tradicional es rellena de queso, algunos le ponen cebolla blanca o perla y por supuesto luego que ya estén listas para servir, hay que espolvorear azúcar y en ese momento está perfecta la empanada para deleitarse con ella. Al partirla, es un espectáculo ver como el queso se derrite entre tus dedos, y el humo que expulsa un olor cautivante y único de la empanada de viento, el cual altera todos tus sentidos.
 
Son muy fáciles de preparar, y la parte más importante es sellarlas bien para que el queso no se escape por ningún lado. Sí se animan hacerla, les comparto la receta y verán que es muy fácil y divertido.
 


Ingrediente:
  • 1 libra de harina de trigo
  • 125 gramos de mantequilla (1/2 taza)
  • 1 ½ taza de agua con gas
  • ½ libra de queso (mozzarella, fresco, quesillo, el de su elección)
  • 1 cebolla blanca o perla (opcional)
  • azúcar al gusto
  • sal al gusto
  • Aceite para freir
 
Preparación:
  1. Para la elaboración de la masa, en un bol ponemos la harina, una pizca de azúcar, sal y mantequilla. Mezclamos los ingredientes con las manos, y vamos incorporando poco a poco el agua mineral fría.
  2. Trabajamos la masa en el bol y cuando veamos que se empieza a despegar la masa del bol, entonces ya estará lista para amasarla en el mesón de trabajo.
  3. Espolvoreamos de harina el mesón de trabajo para proceder a amasar, hasta que tenga un consistencia. Se deja reposar unos 15 a 20 minutos. (se sabe que la masa ha reposado al aplastarla y ver que no regresa)
  4. Transcurrido este tiempo procedemos a compartir la masa en porciones, con la mano formamos bolitas para luego extenderla con un rodillo, formando un disco.
  5. Al extender la masa rellenamos con el queso desmenuzado y la cebolla picada (opcional).
  6. Para sellar los extremos de la empanada se usa agua, ya que elimina el aire que queda, y se le va dando forma de empanada antes de realizar el dobladillo. También otro de los secretos es ayudarse con un tenedor para sellarla bien.
  7. Ponemos a calentar en un sartén o paila el aceite vegetal, tiene que estar muy caliente, para poder a freír las empanadas y que estas se inflen.
  8. Se fríen las empanadas a unos 170 grados centígrados mientras se va bañando con el aceite, esto permitirá que crezcan y por eso que se llaman “empanadas de viento”.
  9. Cuando las empanadas estén doradas las retiramos del aceite con una espumadera, las ponemos en un plato cubierto con papel absorbente, y estando aún calientes las espolvoreamos con azúcar.
 

Tips:
  • Cuando hayas terminado de rellenar la masa de la empanada, al cerrarla es recomendable presionar los filos de la empanada con un tenedor, luego torcer la masa y finalmente dejarlas reposar una hora en la refrigeradora antes de freír
  • En caso de quedar húmeda la masa, hay que agregar un poco más de harina para que se pueda trabajar la masa sin que se pegue a la mesa
  • El rodillo se puede remplazar por una botella de vidrio para aplanar la masa
  • Para servir se espolvorea las empanadas con azúcar, y sugiero acompañarlas con café, morocho o chocolate
Verónica Baquerizo A.
FacebookTwitterGoogle PlusLinkedin

Valora esta noticia 

 
Para comentar Iniciar sesión | Crear Cuenta

Comentarios

Top videos

EVENTOS
10 de octubre de 2017
(9)
Del 15 al 17 de septiembre se celebró en La Rural, Buenos Aires, FIBEGA, la Feria Iberoamericana de Gastronomía, que reunió a los destinos gastronómicos mundiales más relevantes, el II Congreso Iberoamericano de Gastronomía y el Encuentro Iberoamericano de Chefs. Países como Perú, México, Argentina, Uruguay, Brasil, Guatemala o País Vasco mostraron su riqueza y diversidad gastronómica; y representantes de diferentes sectores relacionados con la cocina como los chefs Germán Martitegui, Andoni Luis Aduriz o José del Castillo, ofrecieron showcookings y presentaciones. Un túnel del vino, en el que se ofrecieron catas y degustaciones de los vinos y bebidas más representativas y sorprendentes, y diferentes espacios de degustación y mercado. 3 jornadas de celebración de la cultura gastronómica de Iberoamérica que reunieron a más de 22.000 visitantes.