15 de diciembre de 2017
  • Gastronomia.com España
  • Gastronomia.com México
  • Gastronomia.com Perú
  • Gastronomia.com Colombia
  • Gastronomia.com Paraguay
  • Gastronomia.com Ecuador
Síguenos en  
Suscríbete a nuestra Newsletter

27 de marzo de 2017
Valoración  541 (41)
El origen de la torta frita
Aunque la torta frita es parte de la identidad de los bocados típicos de Argentina y Uruguay, su verdadero origen es alemán, como otra cantidad de recetas de la pastelería más popularizada. Se cree que llegó al Río de la Plata de la mano de inmigrantes españoles y árabes.

Los árabes habían tomado esta receta durante su tiempo en Europa y el vocablo fue traducido al español como “masa frita”. Posteriormente, la costumbre fue llevada a algunos sectores de América de la mano de los inmigrantes que arribaron.

En Alemania estas pequeñas tortas se conocen como Kreppel; por eso en los lugares latinoamericanos que tienen una gran colonia aleman (en las afueras de Bs As o Entre Ríos)  se conocen con ese otro nombre.

La tradición de hacerlas y comerlas fundamentalmente cuando llueve, se remonta a la época de la colonia; se dice que en aquella época se elaboraban con el agua de la lluvia y con ella unían la masa. Hoy sigue siendo un bocado que la lluvia evoca su preparación, siempre acompañadas de un buen mate.
FacebookTwitterGoogle PlusLinkedin

Valora esta noticia 

 
Para comentar Iniciar sesión | Crear Cuenta

Comentarios

Top videos

EVENTOS
10 de octubre de 2017
(12)
Del 15 al 17 de septiembre se celebró en La Rural, Buenos Aires, FIBEGA, la Feria Iberoamericana de Gastronomía, que reunió a los destinos gastronómicos mundiales más relevantes, el II Congreso Iberoamericano de Gastronomía y el Encuentro Iberoamericano de Chefs. Países como Perú, México, Argentina, Uruguay, Brasil, Guatemala o País Vasco mostraron su riqueza y diversidad gastronómica; y representantes de diferentes sectores relacionados con la cocina como los chefs Germán Martitegui, Andoni Luis Aduriz o José del Castillo, ofrecieron showcookings y presentaciones. Un túnel del vino, en el que se ofrecieron catas y degustaciones de los vinos y bebidas más representativas y sorprendentes, y diferentes espacios de degustación y mercado. 3 jornadas de celebración de la cultura gastronómica de Iberoamérica que reunieron a más de 22.000 visitantes.