22 de abril de 2018
  • Gastronomia.com España
  • Gastronomia.com México
  • Gastronomia.com Perú
  • Gastronomia.com Colombia
  • Gastronomia.com Paraguay
  • Gastronomia.com Ecuador
Síguenos en  
Suscríbete a nuestra Newsletter

12 de abril de 2017
Valoración  54 (4)
Miel de azahar de limón tucumano en busca de la IG
Una de las estrategias para agregar valor a los productos agroalimentarios consiste en identificar algunos de sus atributos que lo diferencien de otros estándares o comunes e informar a los consumidores mediante sellos distintivos.

Las Indicaciones Geográficas (IG) son un ejemplo típico de esto y se utilizan para proteger y reconocer una calidad diferenciada que no es “creada” sino que es “existente” como consecuencia del vínculo con el territorio y la zona de cultivo. El valor agregado que otorga una IG se debe no sólo a una especificación geográfica determinada y a características físico químicas, sensoriales y biológicas sino que incluye conocimientos, prácticas y técnicas referentes a la obtención del producto, características del clima y el suelo de donde proviene.

Por estas razones, Tucumán está trabajando en la obtención del reconocimiento de la miel de azahar de limón tucumano. Argentina es el primer productor y procesador mundial de limón y el segundo exportador de limón en fresco. Tucumán cumple un rol fundamental en la producción de este cítrico.

Según informa INTA, la Cooperativa Norte Grande Ltda ha iniciado el proceso para el reconocimiento y registro de la IG “Miel de azahar de limón tucumano para proteger la calidad de esta miel y beneficiar a pequeños y medianos productores apícolas promoviendo el consumo gracias a la visibilidad comercial que otorgará el sello distintivo, acompañándolo de actividades de promoción.

La característica de las mieles de azahar de limón son muy claras, con olor floral débil a veces acompañadas por una nota frutal, dulzor débil-moderado, percibiéndose en algunos casos una ligera nota ácida, de textura suave y cremosa.

Si bien todos los descriptores de tipicidad anteriores son necesarios, no resultan suficientes a efectos del reconocimiento de la IG, pues como se mencionó, también se debe establecer el vínculo entre el producto obtenido y el territorio donde se produjo. Por esto, los apicultores beneficiarios de la IG han comenzado a georeferenciar las zonas donde se ubicarán los apiarios y definir época de colocación y retiro de las colmenas.
FacebookTwitterGoogle PlusLinkedin

Valora esta noticia 

 
Para comentar Iniciar sesión | Crear Cuenta

Comentarios